Saltar al contenido

Acerca de nosotros

Acción poética Bolivia

Acción poética Bolivia es un movimiento mural literario que lo promueve Leonardo Cirbián Gil. Desde Marzo 2015 ♥

EL DEBER: 01/09/2017
El cotoqueño Leonardo Cirbián pinta murales urbanos que incitan a la superación personal. Su idea gana seguidores en las redes.

El grafiti literario está logrando un cambio en los muros de la ciudad. El movimiento Acción Poética Bolivia, en un intento de expresión y creación artística reemplazó marcas de pandillas o mensajes con lenguaje obsceno, por frases revestidas de poesía, de mensajes de superación y de cuidado al medioambiente.

El impulsor de esta transformación es Leonardo Cirbián (18) un joven artista que inspirado en el movimiento Acción Poética que surgió en México y que recorre Latinoamérica, decidió utilizar las paredes como un medio de comunicación. Comenzó hace dos años en Cotoca, y en poco tiempo trasladó la iniciativa a los canales, los lotes baldíos y los condominios de la urbe cruceña.

Acción Poética

El movimiento artístico y cultural de Acción Poética, surge en Monterrey, México en 1996, iniciado por Armando Alanís Pulido. El objetivo es ambicioso y romántico. Se pretende cambiar el comportamiento negativo de la gente y así transformar el mundo, según una entrevista publicada por el diario La Jornada.
La acción consiste en pintar o intervenir una barda con versos o frases poéticas. Se pinta el muro de blanco, simulando una página y se usan letras de molde negro en mayúsculas. El texto se vincula al entorno. Si hay una dulcería, una panadería, una fábrica o una oficina, se trata de relacionarlos.

Los inicios en Cotoca

Leonardo inició sus andanzas en Cotoca movido por intereses
románticos. “Sonreí que te queda hermoso”, es su primera frase plasmada en un muro dedicada a una joven que no la compren-
dió y no supo corresponderle.
Después de eso tuvo más aciertos que derrotas, desde el punto de vista amoroso. Pero la vocación artística fue madurando y continuó movido por el influjo de transmitir un mensaje positivo hacia la sociedad. Creó su primera página en el Facebook, que no tuvo el impacto deseado, pese a que llegó a más de 10.000 seguidores.
Decidió trasladarse a Santa Cruz y crear la Acción Poética Bolivia, una página que a la fecha tiene 2.279.338 seguidores, lo cual deja un poco más satisfecho a su creador, que ya se plantea la posibilidad de escribir su primer libro.

Los inicios y la familia

Su arte recibió el apoyo de su padre Cacho Cirbián Antelo. “Nunca me opuse. Lo apoyé porque me pareció creativo lo que hacía. Eso sí, le pedía que también estudie. Cedí en casi todo, pero apreté cuando hacía falta”, cuenta.
Son varios los mensajes cargados de elogios a la belleza y la inteligencia de la mujer: “Naciste entera, no te falta ninguna mitad”, dice una frase que es aclamada y tiene el consenso de los integrantes de la familia.

La poesía de la calle

Leonardo lee a John Green (escritor y vlogger), Nicolás Andreoli (escritor argentino activo en redes sociales), Mario Benedetti y al poeta colombiano Juan Pablo Silva autor de La vida es poesía.
Aunque estudia la carrera de Marketing en su primer año, Leonardo no afloja con el gratifi literario de los que lleva pintados 360 hasta ahora. “Tengo un diálogo con los peatones. Cuando van preocupados pensando cómo se le va a declarar a una chica o cuando sienten que la presión del trabajo los agobia, leen una de mis frases y encuentran las palabras que les hacía falta”, asegura.

“Me gustaría gustarte”, “nunca ví algo como tus ojos” o “si te caes siete veces inténtalo ocho”, son algunos de sus mensajes. Están ubicados por el segundo anillo entre la avenida La Salle y la Centenario, en la carretera a Cotoca y por Samaipata, entre otros lugares.

Intervención poética

El arte de Cirbián también es bien recibido en el mundo suburbano. Cuando pinta un mural se lo respetan y no le sobreponen ningún garabato. Al respecto cuenta una anécdota: “Una vez estaba pintando en un canal cuando un ‘hombre topo’ (gente que habita en los canales) me vio y se acercó para ver lo que escribía. Me gritó que siga, que no me detenga y me hizo un gesto de aprobación”.
La intervención poética de Cirbián está dando resultado. Sus frases se quedan en la mente de los ciudadanos y en sus muros, se comparten entre miles de usuarios en las redes sociales e incluso hay quienes pagan por tener una en la fachada de su casa. Existen iniciativas similares en Santa Cruz, pero esto es parte de la filosofía de la poesía de la calle.