Vivía abandonado y desnutrido. Lo rescataron y hoy brilla de amor y felicidad.

Hope es un niño nigeriano abandonado por sus padres que lo creían un brujo. Lo rescataron después de encontrarlo desnutrido y no podrás creer cómo se ve hoy.

A Hope, lo encontró Anja Ringgren Lovén, una mujer danesa que estaba en misión humanitaria en Nigeria.

Fuente: Anja Ringgren Lovén

Ella pertenece a la ONG llamada Land of Hope, que se encarga de rescatar niños abandonados por ser considerados brujos. En Nigeria es muy común.

Los culpan de las malas cosechas, las enfermedades o las muertes. Es increíble, pero así sucede.

SUSCRIBETE A NUESTRO CANAL: CONCIENCIA

Deja un comentario